Productos Ecológicos: seis consejos para proteger la piel del frío

Categoria: Nuestro blog Publicado: jueves, noviembre 5, 2015

Productos Ecológicos: seis consejos para proteger la piel del frío


Empieza noviembre y cada vez las mañanas son más frías. Por eso hoy te contamos seis consejos que te ayudarán a proteger la piel del frío. ¿Sabías que los productos ecológicos también pueden ayudarte a hacerlo?


Aunque las mujeres sean más vulnerables que los hombres a la hora de tener problemas dermatológicos, ellos también los tienen y es importante que se cuiden. Se rumorea que las pieles blancas son más sensibles que las morenas pero ambas tienen que protegerse. No cuidar la piel en épocas de frío puede causar sabañones, urticaria, acrocianosis (manos y pies morados) y enrojecimiento de la piel. ¿A qué esperas para protegerte?

                        

1. Hidrátate. Ésta es la regla número uno. Es muy importante hidratar adecuadamente todo el cuerpo pero, sobre todo, la cara y las manos ya que son las zonas más expuestas al viento y a las bajas temperaturas. Los labios también son esenciales ya que se cortan con el frío. ¡A partir de ahora no debe faltar una crema labial en tu bolso!

                                 

2. No abuses de las duchas calientes. Todos deseamos una ducha de agua caliente en invierno pero si las realizas con frecuencia, perjudicarán tu epidermis. Además, tampoco son saludables por temas de circulación. Te recomendamos que termines siempre tus duchas con un chorro de agua fría.

                                              

3. Evita usar ropa o calzado no transpirable. La ropa muy ajustada impide que tu piel respire y facilita su sequedad.

              

4. Usa jabón de calidad. Los especialistas recomiendan utilizar un jabón suave, neutro y no agresivo. Los de avena son una buena opción.

                                          

5. Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Es típico coger un resfriado debido a los cambios de temperatura que sufrimos al entrar y salir de locales con calefacción. Esto también puede dañar las pieles más sensibles. Por eso es importante que te cubras con bufandas y guantes.

                                   

6. Incrementa la humedad ambiental de tu hogar. Si tienes la piel seca, sensible o enfermedades cutáneas que empeoran en invierno, aumentar la humedad ambiental de tu vivienda o de tu oficina te ayudará. Puedes conseguirlo mediante humidificadores, sistemas de humidificación ambiental o colocando toallas húmedas en radiadores.

                                             

Si sigues estos consejos conseguirás tener una piel suave y cuidada durante todo el invierno. Recuerda ponerte crema después de ducharte para hidratar bien la piel y evitar que se seque. Los productos ecológicos también pueden cuidar tu piel, te recomendamos la loción corporal de Acai y Aceite de Argán. Si además quieres ir perfecta, sigue los consejos de belleza y maquillaje que propone Ana San Vicente en Un Diez En Belleza. ¡Ponte guapa!