Productos ecológicos: 8 tips que te ayudarán a reducir el colesterol

Categoria: Nuestro blog Publicado: lunes, septiembre 21, 2015

Productos ecológicos: 8 tips que te ayudarán a reducir el colesterol


La vuelta a la rutina acaba de empezar y debemos cuidarnos después del verano. Controlar el colesterol es esencial y es por ello que te traemos 8 tips que harán que lo reduzcas. ¿Sabías que los productos ecológicos también contribuyen a controlarlo? ¡Atento!


Seguramente tú también hayas escuchado que hay un colesterol bueno y un colesterol malo. El LDL (el malo) contribuye a la acumulación de placa junto con los triglicéridos y el HDL (el bueno) ayuda a que la placa no se acumule. Si esto ocurre, el suministro de sangre al corazón, al cerebro, a las piernas o a los riñones se puede ver amenazado, provocando un ataque cardíaco, un ictus o la muerte. Es por ello que es muy importante controlar el colesterol y reducirlo siguiendo consejos como estos:

   

1. Reduce el consumo de grasas animales. Debes olvidarte de alimentos con una cantidad elevada de grasas como el chorizo y también debes apartarte de las carnes rojas con grasa como las costillas. Te recomendamos que elimines la piel del pollo y del pavo. Los productos lácteos son necesarios pero evita los que sean grasos enteros como la leche, el queso o la mantequilla.

   

361c52daaa654c57348384f4f473ad8f.jpg

   

2. La fibra se convertirá en tu mejor amiga. La fibra contribuye a eliminar colesterol ya que elimina la bilis. Te recomendamos la fibra soluble como los copos de avena, salvado de avena, semillas de lino, cebada, legumbres, frutas y los cereales integrales.

     

avena.jpg

       

3. Dale un toque vegetal a tu dieta. Sustituye la proteína animal, es decir, la carne de vaca, cerdo, pescado, huevos y queso opor alimentos de origen vegetal como las judías, las lentejas, el tofu o la quinoa. Se pueden probar en ensalada, sopa o revueltos para disminuir la grasa saturada y aumentar la cantidad de fibra que aportamos al cuerpo.

    

quinoa.jpg

   

4. Presta atención a los hidratos de carbono. Seguir una dieta baja en carbohidratos ayuda a perder peso y a reducir los factores de riesgo cardiovascular. Te recomendamos los hidratos de carbono que son altos en fibra como la avena, cereales integrales, judías, lentejas y fruta. Éstos se encargarán de proporcionar la energía que necesitamos a nuestro cuerpo.

        

legumbres.jpg

          

5. Muévete. Para reducir el colesterol es muy importante mantenerse activo y moverse. Te recomendamos que realices ejercicio al menos durante 90 minutos al día para tener una buena salud cardíaca y para perder peso. Esto no significa que salgas a correr durante todo ese tiempo, también cuenta caminar, hacer bicicleta o natación.

           

caminar.jpg

               

6. Cambia tus rutinas de ejercicio.  Te recomendamos que varies los ejercicios que realices para mantenerte motivado y movilizar grupos de músculos diferentes. Así también lograrás reducir el riesgo de lesiones y disfrutar mientras haces deporte.

            

bici.jpg

                    

7. Controla el ejercicio que realizas. Actualmente existen una gran cantidad de apps que te proporcionan información sobre el ejercicio que has realizado. Te motivará saber cuántas calorías has quemado y también encontrarás técnicas de motivación. 

               

app.jpg

                

8. Pierde peso. Si padeces sobrepeso u obesidad, debes cambiar eso. Perder peso es esencial para reducir el colesterol malo y no es nada difícil. Hasta una pérdida ligera de peso de entre 4 y 8 kg impacta en los niveles de colesterol.

                 

descarga.jpg

              

Siguiendo estos consejos lograrás mantener un nivel de colesterol adecuado y reducirlo si es necesario. Cuidarse es fácil y los productos ecológicos como la quinoa o el tofu contribuyen a mantener tu bienestar. Te proponemos un complemento para el colesterol que también reforzará tu dieta y te irá genial. En Dieta Corriente podrás encontrar una gran cantidad de consejos súper útiles para mantener una dieta equilibrada y que se adapte a ti. ¡A cuidarse!